Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Alformbras de Corpus

Transcurridos varios métros de la calle Mayor, nos encontramos el convento de San Agustín, y las monjas de dicha congregación son las encargadas de realizar su alfombra ante la entrada de la iglesia.


Continúo andando y voy viendo otras alfombras, es curioso como han desaparecido los pétalos y las flores, siendo sustituidos por otros materiales no tan bonitos y mucho menos aromáticos, como son el serrín, la tierra, arena y polvo de hojas secas.


El escudo de Cervera, con su inconfundible Ciervo.


A ras de suelo, para ver las diferencias y como quedan colocadas y desoladas cuatro tristes florecillas.


En esta alfombra las flores de geránio son un poquito más abundantes y dan la nota de color, pero, continúa siendo una alfombra triste y nota de ello es que nadie se para a mirarlos.



Esta señora mira con cara un poco extrañada el tapiz, dos florecillas rodeadas de serrín, ¿ Para que querran tanto serrín ? ¿ Tendrán problemas de humedad ? ¿ Tienen previsto el paso de animales ? . . .¿? ¿? la mujer tendrá un mar de dudas.


En primer término tenemos a la señora Victoria, realizando un sencillo tapiz, y la verdad es que con gran tesón y esmero sí utiliza flor natural. La tradición debe seguir. ¡¡¡ Felicidades !!!, mientras su marido Sr. Mas, se dirige al campanario, pues, es "Campaner".


Por último me encuentro que otro horrendo tapiz, se habrán tomado sus horas en diseñarlo y plasmarlo en una tabla de corcho, pero, visto el relleno, queda espantoso, ya que desconozco el motivo, pero, lo cierto es que este tipo de tapíz se va repitiendo a lo largo de la calle.


Hasta la doña "crisis" se ha puesto del lado de la política y lo económico ha conseguido dejar de lado la tradición floral. ¿ Para esto perder el tiempo en tapices ?

0 comentarios: